Gracias a ti, persona que está leyendo esto, tengo las ganas y la inspiración para hacer de mis sueños palabras, GRACIAS :)

viernes, 23 de marzo de 2012

Capítulo 53 #

[NARRA ANA]
 ¿Dónde se supone que vamos, Harry? pregunté. La intriga me estaba matando.
Harry, se había encargado de taparme los ojos con un pañuelo, color azul celeste. Me llevaba a ciegas por las calles de, a saber exactamente qué ciudad, porque hizo todo lo posible por que yo no me enterara de dónde se dirigía el avión, y lo consiguió. Supongo, que para las personas que pasaban a nuestro lado, sería un momento cómico. Sólo habría que imaginarme a mí, andando como si fuera un pato, riendo como una tonta, con los ojos vendados y un chico de ojos azules y hermosos rizos agarrándome por detrás. Sí, sin duda, si viera a alguien en la misma situación, me reiría. Finalmente, paramos lentamente, y Harry, delicadamente me quitó el pañuelo de los ojos.
 ¿Dónde estamos? pregunté. Aunque era evidente. Casa blanca. Pequeñas partes en tonos marrón anaranjado. Grande. Jardín ancho. ¿Qué hacemos en casa de Christinna y Helena?
 Revivir momentos me contestó él, situándose delante de mí, con una sonrisa.
 Venga ya Harry, deja las bromas la verdad, es que me molestaba un poco, bastante, el estar aquí. Ahora más que nunca, me dolía la traición de Christinna hacia Niall. Sólo de pensar en eso, de nuevo me asqueaba, y más ganas tenía de entrar a decirle cuatro cosas. 
 En serio Ana respondió, mientras me cogía la barbilla suavemente, haciendo que quitara la vista y los pensamientos de aquella casa, y me centrara en él hazme caso. Verás como esto te gusta.
Me dejé llevar. ¿Qué perdía? Confiaba en él. Andamos un par de manzanas, y llegamos a un pequeño establecimiento. Nunca lo había visto. Supuse que lo habrían abierto hace poco. Harry hizo que me quedara fuera, mientras él entraba, a hacer, algo que no me quiso decir. Mientras él estaba en el establecimiento, yo me limité a mirar. No había muchos cambios en el barrio en sí. Ni si quiera en la ciudad. Quitando aquel pequeño establecimiento, todo estaba igual. Y me alegraba. Me alegraba el volver a estar ahí. En realidad, esa ciudad cambió toda mi vida por completo. Era una sensación agradable volver a verlo todo después de tanto tiempo. Al cabo de algunos minutos de intensa espera, Harry salió del local. Escondía algo detrás de la espalda.
 ¿Qué llevas ahí? pregunté curiosa, mientras me acercaba.
 Revivir momentos repitió guiñándome un ojo.
De detrás de la espalda, sacó un ramo de lirios. Me ruboricé, mientras lo cogí delicadamente, y olía el perfume. Después, su mano izquierda sostenía una pequeña cesta de mimbre. 
 ¿Te apetece una pequeña merienda? 
Sonreí, asintiendo con alegría. "Revivir momentos". Ahora lo entendía. Me aferré a su mano, y mientras miraba las calles, me parecían aún más bonitas. Sólo por el echo de que él estuviera conmigo. Caminamos y caminamos, hasta llegar a aquel parque. Donde todo comenzó. Donde se quedaron grabados pequeños besos, abrazos y caricias. Eran demasiados recuerdos. Demasiados sentimientos que sólo con él sentía. Puso el mismo mantel en el mismo sitio del parque. Me hizo sentarme, como la otra vez. Mientras él lo preparaba todo. Seguí mirando el ramo de lirios. ¿De dónde había salido tanta perfección? Llamaré a Anne, para darle la enhorabuena. Sonreí estúpidamente con mis comentarios mentales. Entonces vi como Harry metía la mano en mi bolso, y sacó mi móvil.
 ¿Qué haces? pregunté.
 No quiero que nos molesten. 
Sonreí, y dejé que apagara el móvil. Me puse de rodillas y me acerqué a él, metiendo la mano en su bolsillo del pantalón. Sonrió, saqué el móvil y lo apagué.
 ¿Qué haces? preguntó intentando imitar mi tono de voz.
 Es lo justo aclaré entre risas ¿qué vamos a hacer, príncipe?
 Revivir momentos y dejó escapar una pequeña risita.
 Dame más detalles, así no me puedes tener todo el día contesté poniendo morros.
 En realidad, sí que puedo.
 ¿Vas a ser cruel conmigo? pregunté haciéndome la sorprendida.
 Nunca podría ser cruel contigo, princesa esbozó una pequeña sonrisa, mientras me cogía la barbilla y me daba un ligero beso en los labios. Pero al finalizar, ambos nos quedamos demasiado juntos. Una gran parte de mí, echaba de menos estos momentos con Harry. Esos momentos en los que me quedo sin saber qué decir, en los que me sorprende, en los que todo el mundo gira alrededor nuestro. Ese ligero beso, finalmente fueron dos. Tres más largos. Cuatro aún más largos. Terminé tumbada en el mantel, con Harry apoyado a mi izquierda, con su mano apoyada en mi vientre, mientras aquellos besos seguía fluyendo.
[NARRA LUCÍA]
 Amor  Liam dirigió la vista hacia mí ¿Tienes pensada alguna fecha para la boda?
 Pues no contestó sentándose a mi lado pero tiene que ser lo más pronto posible.
 ¿Y eso por qué? pregunté dejando la agenda que tenía sobre las manos, un poco apoyada en mis rodillas.
 Pues porque quiero que seas Lucía Payne ya. 
 Idiota, no podemos ponerla pronto, hay muchísimas cosas que preparar para una boda, ¿lo sabes?
 ¡Pero si lo único que importa es el marido, la mujer y los anillos!
 Y las damas de honor y el ramo de flores.
 No son tan importantes como lo puedes ser tú.
 Ni tú.
 Pero tú más.
 No seas tonto. ¿Dónde querrías que fuera?
 Un lugar tranquilo. No sé. Fuera de la gran ciudad.
 Fuera del mundanal ruido.
 Exactamente eso. Estoy algo cansado.
 Y eso que es Londres. Cuando estés en Nueva York, o Las Vegas, ya me contarás.
 Será igual, pero a mayor escala ambos reímos   ¿A cuánta gente planeas invitar? preguntó pasando su brazo por mis hombros.
 No sé. Pero sólo con la familia mía y nuestros amigos, somos unos 90. 
 ¿Y mi familia?
  Eso te quería preguntar. ¿A cuántos vas a invitar?
 Pues...mis padres y mis hermanas. No sé. Mis abuelos y mis tíos.
 Pues llegamos a las tres cifras.
 ¿No podemos eliminar a gente? Tampoco quiero que sea por todo lo alto. Con que estés tú, me basta y me sobra.
 Pero tampoco podemos estar los dos solos revisé de nuevo la lista en sucio, que había hecho podemos quitar a lo mejor, a alguno de mis primos, o quizás a algunas amigas con las que no tengo tanto contacto...no sé.
 Si quieres invitar a todos ellos, no importa a ver cogió él también la lista, observándola que nos lo podemos permitir. Pero era por no sé...por no celebrarla lujosamente.
 Sí, sí, entiendo. Además, no quiero que gastes mucho dinero. Aunque lo pagaremos a medias.
 ¿A medias? rió sarcásticamente yo pago lo que haya que pagar, tú estate quietecita.
 Oye dije, con una mirada asesina ¿cómo que yo me estoy quietecita? Pago si quiero.
 No porque no te dejo.
 Liam le obligué a que me mirara no seas terco. 
 aprovechó, y al hacer que me mirara, me besó No soy terco, te digo algo que ocurrirá, nada más.
 Bueno, entonces, unos 150 invitados máximo. ¿No?
 Por ahí, por ahí.
 Entonces vamos a empezar a organizar la fecha. Que es lo importante.
 En realidad, yo planeaba hacer otras cosas en este momento tiró la agenda, la lista, y los seis o siete bolígrafos que tenía al suelo, mientras me agarraba suavemente de la cara, y comenzaba a besarme, como siempre hacía. Como si no hubiese un mañana. 
[NARRA MARIBEL]
La noche cayó rápidamente en Londres. Londres...cómo había echado de menos aquella ciudad. Tan bonita, tan acogedora. Realmente vienes, y te dan ganas de no irte. Y más tienes motivos, como Zayn, por ejemplo, para quedarte. En realidad, no estaba muy segura de que Zayn fuera un buen ejemplo. Paseamos por calles que ya eran bastante conocidas para mí. Observamos una y otra vez, los mismos detalles que ya habíamos contemplado, pero aún así, los mirábamos y nos sorprendíamos como si fuera la primera vez que los veíamos. Finalmente, me dejé llevar, y dejé que me agarrara de la mano, y que de vez en cuando, con el disimulo que Zayn tenía, me abrazara. Llegamos a aquel lugar, donde a él le encantaba venir. Donde se podía contemplar el Big Ben, casi a la perfección. Era el lugar donde tenía que haber ocurrido nuestro primer beso, pero que sin embargo, no ocurrió. Me apoyé en una pequeña valla, mientras contemplaba lo bonita que era aquella ciudad por la noche. Zayn, hizo exactamente lo mismo. 
 Bonito.
 Tal y como lo recordaba esbocé una pequeña sonrisa.
 En teoría, son las 10:55pm. ¿Cierto?
 Pues miré mi reloj y 56 acaban de dar.
 Se me acaba el tiempo.
 ¿Para qué?
 Para dejar que algo que no ocurrió, ocurra.
 ¿De qué hablas?
 Hora.
 10:57 le miré con algo de preocupación ¿qué ocurre?
 Te quiero.
Y me plantó un beso en los labios. Un beso, meses atrás, en el mismo lugar, que debería haber ocurrido. Sin embargo no ocurrió. Pero todo pasa. Puede pasar años, pero acaba pasando. He aquí la prueba. No me negué. Me juré, perjuré a mí misma, que no le negaría un beso, aunque estuviera en la situación más inoportuna posible. Noté como posaba sus manos debajo de mi camiseta, haciendo que mi latido cardíaco se acelerara involuntariamente y que mi piel, se erizara. Me dejé llevar posando mis manos tras su nuca. Era el momento perfecto que ambos deberíamos haber vivido. Noté como sonreía mientras me besaba; algo que ya caracterizaba los besos de Zayn, algo que los hacía más perfectos aún. Tras varios besos, decidimos separarnos, sólo por tomar algo de oxígeno. Ambos sonreímos, aún cerca. No quería ocultarlo más; necesitaba estar con él, a todo momento.
 Te quiero repitió.
 Pues yo te quiero más.
 ¿Siempre?
 Tú.
 Nosotros.

9 comentarios:

  1. ¡LA MADRE DEL CORDERO! MARIBEEEEEEEL *_____________________* Pf.. ¿Quieres matarme? Sí, quieres hacerlo, definitivamente me has demostrado que quieres matarme. 53 capítulos, 53 capítulos perfectos. Puaaaaaf, me has dejado sin palabras con ese final, oh por Dios ¿que es esto? Que boniiiiiiito, coño. ZAYN TENGAMOS HIJOS POR FAVOR! TE AMO. En fin.. adoración máxima hacia tu novela.

    ResponderEliminar
  2. maribel, mencanta tu noveeeeeeeeeeeeela!!!!!!!!! es tan iasudhaslkdhaslidsudf*_____________* enserio te lo diigoo! espero qe los capiitulos no se acaben NUNCA! como el amor qe se transmiten los personajeees! <3

    ResponderEliminar
  3. maribel mencanta tu novela!
    tengo una pregunta, como has hecho para poder cambiar el idioma?
    gracias!
    PD: soy a directioner... del comentario antenior

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buscas por internet "traductores para blogger" y te sale :)

      Eliminar
    2. jajajaj graciias! :D

      Eliminar
  4. Perfecto como siempre, Dios de verdad que hermoso dajkgasd.

    ResponderEliminar
  5. Dioooooos!me encanta tu novelaaa! Hace un par de días una amiga me la recomendó y me he enganchado mucho, tanto me gusta que me la he leído en 2 días sacando el tiempo de donde no lo tenía.. Bueno nada que me encanta y que subas muchos mas capítulos:) un beso
    pd: sígueme en twitter soy @EstherGarlitos :)

    ResponderEliminar
  6. Chica, me encanta tú novela *-* ¿Podrías pasarte por nuestro blog, leer la nuestra y comentarnos qué te parece? Nos haría mucha ilusión <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro! Pero ponme el link de tu blog, porque tienes el perfil para que nadie lo vea, y no puedo entrar :)

      Eliminar

¿Te gustó? ¡Comenta!